Menu
 

Tal fue la expectación que generó la información de que un meteorito gigante iba a golpear nuestro planeta en septiembre, que la NASA se vio obligada a emitir un comunicado negando públicamente que esto fuera a suceder. La agencia insiste en que no conoce ningún asteroide o cometa actualmente en curso de colisión con la Tierra, y que es improbable que ningún objeto peligroso impacte en nuestro planeta en cientos de años.




¿NASA avisó del meteorito de Chelyabinsk?

La agencia americana debería ser más cautelosa anunciando lo que sucederá en el futuro, teniendo en cuenta el suceso ocurrido en Rusia en 2013, cuando un meteorito impactó causando graves daños materiales, y la agencia espacial no había dado ni con su existencia. 




En cualquier caso, lo que sí sabemos es que la zona del espacio donde habitamos está absolutamente llena de meteoritos y asteroides. Aproximadamente 10.000 objetos grandes cercanos a la Tierra han sido descubiertos por los científicos, y alrededor del 10% de ellos son de un kilómetro o más de tamaño. Lo que está claro que tarde o temprano un gran objeto rocoso impactará de nuevo en nuestro planeta, como ha ocurrido varias veces en el pasado. Es sólo cuestión de tiempo. 

Pero aunque la NASA anuncie que no tienen constancia de ningún meteorito peligroso para la Tierra en septiembre, la gente sigue preocupada. El siguiente extracto es de un artículo que apareció en un diario británico esta semana:

"Bloggers de Internet y conspiradores predicen el "fin de los días", un evento que ocurrirá entre el 22 y el 28 de septiembre de 2015. De hecho, un blogger ha sugerido preocupante a los residentes estadounidenses que conserven sus armas de fuego después de sugerir que la polémica operación militar Jade Helm que tendrá lugar entre julio y septiembre en varios estados del sur de EEUU, es en realidad una preparación para el caos y la anarquía que podría sobrevenir cuando el asteroide se acerque al planeta. Mientras tanto, muchos grupos religiosos marginales y teóricos bíblicos están anunciando que el impacto previsto anunciará el comienzo del Rapto, un período de siete años de tribulación".

La creciente histeria colectiva parece haberse originado en un autoproclamado "profeta", el Reverendo Efraín Rodríguez, quien afirmó que envió una carta a la NASA el 12 de noviembre de 2010, titulada "Carta a la Agencia Espacial. Meteorito en dirección a Puerto Rico".

En la carta, afirmó que había recibido un mensaje de Dios en el que le anunciaba que un asteroide que "pronto se vería en los sistemas de alarma de la NASA" se acercaba a la Tierra. También que el asteroide golpearía el océano cerca de Puerto Rico y causaría un terremoto y tsunami que devastaría la costa este de EE.UU., México, Centro y Sudamérica. 


La NASA no es todopoderosa




Hace unos meses, un gran asteroide "rozó" nuestro planeta, y la NASA ni siquiera supo si se acercaba. Así que no ponga toda su confianza en lo que la NASA diga. Preste atención a lo que el profesor Brian Cox dijo recientemente al Daily Mail:

En septiembre, Brian Cox dijo que estamos en riesgo de desaparecer por asteroides, y nosotros no nos estamos tomando en serio la amenaza. "Hay un asteroide con nuestro nombre en él y nos golpeará, dijo el profesor Cox al diario Mail Online. De hecho, la Tierra estuvo apunto de ser blanco hace sólo unos meses. Nosotros ni lo observamos anteriormente. Lo vimos ya en el camino, y si la trayectoria hubiese sido ligeramente diferente probablemente nos habría aniquilado. Son cosas que tienen que pasar".

El asteroide 2014 EC, que era del tamaño de un autobús, pasó a tan solo 61.637 kilometros de la Tierra en marzo de 2014, alrededor de una sexta parte de la distancia entre la luna y nuestro planeta. Y no es la única amenaza para la Tierra. La NASA está rastreando 1400 "asteroides potencialmente peligrosos" para intentar predecir las probabilidades de impacto. La amenaza es tan grave que el ex astronauta Ed Lu lo ha descrito como "la ruleta cósmica" y dijo que sólo "un golpe de suerte" ha salvado hasta ahora a la humanidad de un grave impacto.




Así que las declaraciones de la NASA afirmando que nada nos va a golpear durante cientos de años son absolutamente ridículas. Y tenga por seguro que si un objeto grande se dirige hacia la Tierra, la NASA no nos lo va a decir. Así es como funciona el gobierno de Estados Unidos. Hay mucho más énfasis en mantener a todos en calma que en ser honesto con el mundo. 

Sólo porque algo se empiece a difundir por Internet no significa que sea cierto. Pero también porque la NASA (o cualquier otra agencia gubernamental) diga algo no significa que sea cierto. Como siempre, saque sus propias conclusiones. Lo que sí sabemos con certeza es que los meteoritos gigantes han estado en nuestro planeta en el pasado, y es sólo cuestión de tiempo que vuelva a suceder en el futuro. 








Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top