Menu
 

El 13 de mayo de 1981, Juan Pablo II, de origen polaco, recibió tres impactos de bala en la Plaza de San Pedro, cuando se desplazaba en un vehículo saludando a la multitud que allí se había reunido. Las balas hirieron al Pontífice en una mano, un brazo y el abdomen.







El 10 de noviembre de 2010, Alí Agca, el autor material del atentado, realizó unas declaraciones en exclusiva a la cadena pública turca TRT, diciendo que fué el propio Gobierno del Vaticano el autor intelectual que planeó el atentado contra el Papa Juan Pablo II.

Ahí no quedó la cosa. Agca tiró de la manta y cantó nombres:

Según Alí Agca, el segundo hombre en el Vaticano y Primer Ministro, el Cardenal Agustino Casaroli, fué el cerebro del atentado. Casaroli tomó la decisión y dió la orden de ejecutar el magnicidio, a través de un agente especial del Vaticano, que el pistolero turco identificó como "el padre Michele".

El padre Michele debía pertenecer al servicio secreto del Vaticano, conocido como "La Entidad", que está considerada como la central de inteligencia más poderosa y efectiva del mundo.



Pedro López Quintana, el jefe de "La Entidad", el servicio secreto vaticano, en los tiempos del Papa Juan Pablo II.

Agca prosiguió relatando detalles ante las cámaras de la televisión pública turca:
- "Hice prácticas para el ataque junto con el Padre Michele y otro agente secreto más del Vaticano. Me reuní varias veces con ellos e incluso fuimos a la Plaza de San Pedro para planear in situ el atentado”...

- Según Agca, ni la CIA norteamericana ni el KGB soviético ni ningún otro servicio secreto conspiraron contra el Papa de origen polaco. Después se creó la pista soviético-búlgara para aprovechar la situación y ayudar a hundir a la Unión Soviética.






"Cuando tuve el encuentro de 22 minutos con el Papa, dentro de la cárcel italiana, el Papa no me preguntó nada sobre la autoría del atentado, porque él sabía perfectamente, al igual que yo, que era el propio Vaticano quien había estado detrás del atentado".

No parece que Agca, con sus declaraciones, deseara dañar la imagen de la Iglesia Católica, ya que también hizo público su deseo de convertirse al catolicismo.




El Papa Juan Pablo II, escoltado a su derecha por el Cardenal Casaroli, y a su izquierda por el Cardenal Ratzinger. Al parecer, los dos Papas "Juan Pablo" habrían sufrido serios intentos de asesinato, pero el Papa Wojtyla logró sobrevivir milagrosamente, pese a recibir 3 balazos. Sin embargo no sería la única vez que intentaron asesinar al Papa Juan Pablo II.




Artículo escrito por Francisco García
Reacciones:

Publicar un comentario

 
Top